En Beitu Fertilidad hemos preguntado a usuarias de Métodos Naturales, que han aprendido el reconocimiento de su fertilidad:

     ¿Qué te aportó el conocimiento de los métodos naturales de regulación de la fertilidad?

Recogemos alguna de las respuestas:

  • “Control de nuestra fertilidad. Nosotros controlamos nuestra fertilidad y no terceras personas”.
  • “Aumentar la probabilidad de éxito, tenía ciclos irregulares y no conseguíamos embarazo, esto nos agobiaba mucho. Cuando aprendí a llevar mi gráfica y detectar los días fértiles me sentí muy bien. Mi pareja comprendía cómo funcionaba mi cuerpo y yo notaba como que me valoraba más. Tuvimos embarazo a los ocho meses de intentarlo.”
  • “Confianza por su base científica y lógica. Se me quitaron miedos”.
  • “Mayor compenetración en la pareja, mayor intimidad y conocimiento mutuo”.
  • “Más comunicación con mi pareja, hablamos más del tema que nos preocupa”.
  • “Que la sexualidad y la planificación son de los dos. Yo llevo la gráfica del moco y él apunta la temperatura que tengo cada día, lo pasamos bien y nos reímos, nos ha quitado tensiones”.
  • “Ayuda al hombre a conocer más a la mujer y a tener muchos más detalles”.
  • “Comprendí porqué no me quedaba embarazada, mi gráfica mostraba que había problemas y me orientaron hacia el médico, y me recomendaron que pidiera que me mirasen las hormonas. Tenía mal la tiroides, me lo corrigieron y pude tener hijos”.
  • “Me ayudó a “No estar ciega” y saber lo que pasaba por mi interior y así poder utilizar los días fértiles e infértiles”.
  • “En este caso de dificultad para concebir ayudan a “no perder el tiempo”. Esto muchas veces es muy importante ya que decidimos ser madres a edades en que es difícil conseguirlo, yo empecé a intentarlo a los 34 años, así que me vino muy bien”.
  • “El ver que no podía tener hijos por la edad, pero que no tenía otros problemas, ya que mis ciclos eran normales, me alivió mucho y me ayudó a superarlo y a aceptarlo. Por lo menos lo entendí. Me centré en los sobrinos, aunque sufrí y me costó superarlo”.
  • “Fue una liberación el saber lo que ocurre con mi ciclo. Era muy irregular y no sabía cuando me iba a venir la regla. Esto lo llevaba muy mal. Ahora sé cuando me va a venir y preparo mis viajes o actividades más libre. Uso el sintotérmico”.
  • “Más consciencia y unidad. El reconocimiento de la fertilidad y los métodos naturales requieren volver a habitar el cuerpo: observarlo, sentirlo…”
  • “Es el más económico, no tengo que comprar nada.”

A través de estas respuestas y de otras similares en los contenidos, apreciamos que nos están señalando conceptos psicológicos como el “Locus de Control” y el “Afrontamiento”, además de la mejora en la relación de pareja y de que la comprensión de sí mismas mejora su percepción personal y posiblemente su autoconcepto.

Las respuestas de las mujeres de Métodos Naturales, que hemos visto, reflejan el sentimiento de que ellas y sus parejas son las que tienen el “Locus de Control interno”, es decir, sienten que ellos son capaces de llevar a cabo las acciones adecuadas para conseguir el efecto positivo deseado, que es la buena relación de pareja, y de intentar lograr un embarazo cuando se desea, o evitarlo cuando conviene.